Archivo de la etiqueta: masculino

Binarismos: Bourdieu y la generación de lo masculino

Binarismo

teclado-binario

Los binarios, son pares de contrarios, donde uno generalmente es negativo y el otro es positivo, el ejemplo base, es el Ying y el Yang, aunque en la cultura oriental, a diferencia de la occidental, esto se plantea como un equilibrio, en occidente, generalmente es un contrario positivo y que posee un poder linguistico y vivencial potente.

el clasico es el del Bien y el Mal, donde el par de genero, el Bien es lo Masculino y el Mal lo femenino. Aunque esto es una simplificación de lo que se puede extraer de esta comparación (por ejemplo, el que lo femenino es malo, pero inconciente  y animalesco, o sea, por instinto), se entendera entonces a todos los binarios (según, el analisis del taller, frente a lo socialmente establecido y construido, no el pensamiento del taller, obviamente) se les “da un peso” simbolico entre lo bueno y lo malo, lo positivo y lo negativo, lo correcto y lo erroneo, lo femenino y lo masculino.

Ahora, describiremos, el uso que le daremos a los terminos que Bourdeiu nos presenta en su texto “La dominación Masculina”:

  1. Nomos: La norma. Es el deber ser, pero no simple, sino con una frase que lo refuerza, es el deber ser, porque sí.
  2. Hexis corporal: El dispositvo/soporte. Es el cuerpo del individuo, que es el soporte o dispositivo que lleva la carga linguistica y vivencial del deber ser, porque sí.
  3. Pense-bete: La visión/el pensamiento. Es la forma correcta de pensar, es el razocinio correcto del deber ser. Esto da soporte y continuidad al hexis corporal, que sin esta visión de lo que es deber ser, seria imposible que el sistema hegemonico-masculino-blanco-heterosexual se mantuviera.
  4. habitus: Practicas/ Performance/Habitos. Son las practicas concretas que se llevan en la performance del hexis corporal, que validan el sistema.

cabe destacar que: el Individuo deambula por el Nomos usando su Hexis Corporal y su Pense-bete, el cual realiza Acciones de Habitus en el sistema que integra.

Tenemos entonces un sistema firme y completo (del cual nos falta llenar muchas aristas), donde existe una Norma, Una naturaleza, Una cultura y unas Practicas: Una sociedad dominada.

Lo binario nace del genero: el espesor semantico, de todos los binarismos o sistemas de contrarios

con la dinamica que realizamos en el taller (juego de rol con binarios sociales: edad, orientación sexual, calse, raza, etc.) pudimos ver, claramente, el espesor semantico de los contrarios.

y asi, vemos como el Binario femenino-masculino, marca a los demas, desde el Rosado-Azul, Heterosexual-homosexual, hasta Humedo-seco, etc.

donde el Negativo es siempre femenino. El espesor semantico siempre esta en cambio, en el caso por ejemplo del: el metrosexual, rompio en un momento el canon masculino hegemonico, donde el sistema absorvio este tipo de masculinidad, y lo volvio positivo, la practica de higiene corporal ya no paso a ser femenino (veleidoso, absurdo, etc.) sino, masculino, un hombre que cuida su piel, es un hombre exitoso. Entonces, la cosmetica, pasa a ser una practica necesaria, del habitus y el sistema lo adhiere a la masculinidad hegemonica, de esta manera nunca se rompe el enclave de lo masculino: es un normar y luego practicar. Aunque en teoria es inverso, se practica, se masculiniza y luego se norma. Esto es lo que nos hace pensar, que la practica de ser hombre es “natural”. Un hombre debe actuar como un hombre.

1. ¿Cual es la relación de lo femenino con lo masculino en cuanto a la sociedad, practicas (habitus), el hexis corporal y el nomos, y el poder como se entiende?

2. ¿La importancia de los binarismos, es la calidad de sustentar el sistema de relaciones de genero?

3. ¿Que tan reales son estos binarismos?

4. ¿Cual es nuestro uso del lenguaje en cuanto a los binarismos relativos al genero (casi todos)?

5. ¿Cual es la relación con poder de estos binarismos, en que se sustenta, como se visualiza en las relaciones de genero?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Breve Historia de lo masculino y lo femenino

Adan y Eva, y el pudor desde tiempos remotos…o el por que del tabu sobre la sexualidad.

Se planteo como inicio del taller y las conversaciones el Mito biblico de Adan y Eva para entender este binarismo que nos plantea el genero: entre lo masculino y lo femenino; y todos los posibles que pueden derivar de estos mitos fundacionales de casi la mayoria de las culturas occidentales.

0261-0205_adam_und_eva

Se plantea esta division como parte relevante del relato de la creacion del mundo, donde se piensa de ante mano una division sexual con diferentes implicaciones, podemos pensar ademas que no es estatico, ya que la masculinidad va cambiando en la medida en que los intereses masculino dominantes cambia y el concepto de femenino se altera en la medida que lo masculino lo redefine para no ser, lo masculino, lo que es femenino.

Libros infantiles y educacion masculina

En una suerte de caricaturización, en los libros infantiles, podemos encontrar, ciertos canones de lo que es la masculinidad y la femineidad, con miras a lo que es lo hegemonico y dominante (el deber ser de los roles de genero), esta caricatura, o sobre explotación que uno podria hacer del contenido (siempre se acusa, al analisis, de leer demasiado entre lineas, donde uno muchas veces puede caer, pero que tambien puede resultar como una “trampa” sistemica, para n vislumbrar lo que el mismo sistema reproduce y le resulta natural), no tal, cuando decimos que el genero se reproduce, el lenguaje, es el mejor motor de reproducción del mismo.
amanuta_08
Los Espiritus Selknam (lucha femenina)
Caperucita roja y el rol de la sexuación
Caperucita roja y el rol de la sexuación

Nos sorprende, y por que no decir que nos agrada, encontrar en la literatura infantil, rupturas como el Libro Rey y rey, que nos muestra el mito del reinado, donde se pretende, mediante el matrimonio, continuar el legado, en este caso, sorprende encontrar, que el principe no elija a una princesa para tales motivos, sino a un principe.
reyrey006

Genero: lo masculino como construcción social y la naturalización de lo masculino.

Cuando hablamos de masculinidad, nos referimos a la construcción social de un rol de genero, el cual existe, para mantener el sistema de dominación y control de los individuos, todo ligado al poder. La creación de lo masculino esta ligada a lo bueno, en el sistemas de binarismos podemos encontrar que todos los binarios positivos, estan ligados a lo masculino. Lo masculino, se construye desde si, y desde lo femenino, lo masculino no es nada en particular por si solo, existe por oposición.

La tendencia a naturalizar lo masculino, plantea la necesidad de reafirmar y dar a entender que lo masculino no es lago que se pueda cambiar, y asume una determinación, ligada a no tener la culpa de ser hombre y al asumir que no se puede cambiar la forma de ser hombre. Uno es hombre por que sí. No existen opciones.

Biologizar este binarismo y así, la cadena de binarismos ligada a la construcción de los roles sociales, es la mejor solución para desligarse de las luchas, como por ejemplo, la feminista y decir, que no tenemos opciones para solucionar las inequidades.

Entonces, no elegimos ser masculinos o femeninos, el sistema lo reproduce en nosotros desde pequeños, desde el nombre antes de nacer hasta la primera ropa de color azul, nos cuenta como debemos ser. Siempre esta claro, la autodeterminación y si entendemos que es una construcción social (la masculinidad) podemos alterarla, destruirla y reconstruirla, tratando de a poco, de descomponer lo que “debemos ser” y moldearlo por el “queremos ser”.

 

La paradoja de lo masculino

Como ultima instancia base de lo masculino, tenemos la constante paradoja y constradicción de los factores masculinizantes, como por ejemplo, en el caso de lo metrosexual, plantear un avance limitado de feminización, que de a poco se transforma en una contradicción cuando lo masculino acepta estos tipos de masculinidad, al igual que crea lo femenino, altera los roles (ligado al tiempo y espacio) masculinos de forma que siempre lo hegemonico dominate tenga la ultiam palabra y sea el que diga, si yo acepto, creo y limito (define libertades) esta masculinidad, definiendola en una escala, que altera binarismos para que siempre lo que lo masculino realice o reproduzca, aparezca como lo positivo.

Este es una pincelada de lo que hablamos en la primera sesión del taller, esperamos que sea del agrado de los talleristas, se recuerda que la lectura para la proxima sesión (el día 14 de agosto a las 19:00 en la sala de Literatura de la Biblioteca de Santiago) es la “Dominación Masculina” de Pierre Bourdieu,

Quedan todos invitados.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized